Los raros de Dios.