Ánimas, que no amanezca





El cielo está dentro de uno y el infierno también. El alma escribe sus libros, pero ninguno los lee...

A veces uno camina entre la sombra y a luz, en la cara una sonrisa y en el corazón la cruz...