El zoo absoluto




Algún dia nosotros tambien estaremos encerrados aquí.

Un buen apuntador listo tras los tragaluces es lo que haría falta para que un tímido tenga la última palabra.
Alguno de los dos saldrá mal parado, y seguramente será el que se parezca mas a una alcachofa, por eso del corazón, sabes?

Pero para que hablar, ridículizarse balbuceando ante el resto...? ya te digo!

Muy pocos verian la luz de mañana si la sinceridad estuviera tan de moda como tu facebook o tu movil. La misma luz que entra por esta esquina y hace que para otros eso del frio sea una anécdota que contar con el estanquero que le vende la muerte cada dia.

Y bueno, ya tengo esto, que dicen que no te dejan larmete las heridas para que así se cure antes, algo incómodo pero quizás se ponga de moda llevar el corazón por gafas de sol.